Archivo de la categoría: Los nidos

Los nidos es una de las escuelas infantiles privadas de Madrid que cumple rigurosamente con la normativa vigente y las exigencias de la CAM, Ayuntamiento y Consejería de Educación.

Grupo de crianza: escuela de padres

Grupo de Crianza: ” Somos manada: Familia y adaptación de roles “

El próximo 22 de Noviembre, miércoles, de 16:00 a 17:30 h tendrá lugar nuestro primer Grupo de Crianza del curso 2017/18.

Es difícil pensar en crianza y que automáticamente no pensemos en familia como contexto donde la crianza se establece, pero ¿conocemos cómo construir familia?, ¿cómo adaptarnos a nuestro rol?, ¿somos conocedores de todas las necesidades que tendremos y que tendrán nuestros hijos a lo largo de las diferentes etapas de desarrollo?, ¿deberíamos conocerlas desde el inicio de la aventura de la maternidad y paternidad?, etc.

Son muchas las preguntas que nos asaltan cuando estamos en la tarea de construir familia y pocas las respuestas que realmente nos alivian en los momentos de mayor agitación. Este post intentará acompañaros en vuestra adquisición del rol de padres y madres para hacer que los momentos de malestar sean los menos posibles, haciendo que reine en vuestros hogares la estabilidad, la seguridad y la ilusión por la crianza.

A estas alturas no dudamos en entender a las familias como el núcleo fundamental que proporciona el apoyo, la construcción, la adaptación, la flexibilidad, la comunicación, el modelo, el apego seguro, la seguridad, la estabilidad, el aprendizaje en valores, los afectos, etc. a sus hijos/as; pero cómo se consigue transmitir todas estas intencionalidades educativas si a pesar de que los padres y madres queramos a hijos/as estables, alegres, proactivos, con capacidad para resolver conflictos, con alta autoestima, autónomos, cariñosos, ingeniosos, motivados, nosotros no somos capaces de ser estos modelos de tan altas bondades que sí esperamos de ellos.

La primera de las tareas con las que tenemos que comenzar como padres es discriminar qué tipo de familia queremos ser, cuál será nuestro sello de identidad, qué nos va a diferenciar de las demás familias, y por último cómo vamos a ser capaces de transmitirlo a nuestros hijos e hijas. Así si podremos ser modelos de interacción, nuestros pequeños/as podrán fijarse en nosotras para poder aprender todo aquello que necesiten en las primeras etapas de desarrollo.

Las unidades familiares se componen de varios miembros, miembros que cuentan con su propia historia familiar, su propia carga de aprendizaje, su propia perspectiva de los “correcto y sensato para los hijos”. Al margen de lo que pensemos no basta con querernos y con querer a nuestros hijos e hijas para garantizar la estabilidad y la armonía en la unidad familiar, debemos ser capaces de expresar y comunicar nuestras necesidades en la pareja ante el reto de la educación. Explicitar los “como” hará que lleguemos a acuerdos y que generemos unicidad en la crianza, nuestra familia será entonces una única, ¡la nuestra!.

Tras discriminar en familia qué tipología seremos, es el momento de mostrarles a nuestros hijos e hijas los valores familiares, éstos les ayudarán a sentir pertenencia y estabilidad. La identidad intrafamiliar es uno de las mayores de factores de protección con lo que contamos para proporcionar a nuestros hijos e hijas un entorno de seguridad y de apego seguro.

En niños la fórmula más sencilla con la que contamos para enseñarles los valores familiares es señalándoles el valor a través de sus propias acciones:

  • Cuando te comportas …… eres muy generoso. En nuestra familia somos generosos.
  • Cuando atiendes con tanta atención, muestras lo mucho que te importa tu hermano, eres muy respetuoso con el.
  • Me gusta ver lo perseverante que eres dibujando, lograrás todo aquello que te propones porque eres muy trabajador.
  • Has cooperado mucho hoy tu madre en casa, me gusta ver como cuidas de todos nosotros.

Ahora ya estamos construyendo familia, estamos adaptando nuestro rol como padres y madres a nuestras necesidades reales desde la comunicación y el entendimiento de todos los miembros que componen nuestra manada.

Seguiremos avanzando, ¡Ánimo con la bonita tarea de construir familia!.

Patricia Gutiérrez (Psicóloga infantil y de familia. Socia co-fundadora de Centro Tap y conductora de los Grupos de Crianza de Willka-Los Nidos).

www.centrotap.es

El primer día de colegio

El primer día de colegio

De cara al primer día de colegio, lo más importante es que los papás y las mamás mantengamos la calma. Al principio, todo es nuevo para nuestros pequeños, han de adaptarse a una situación desconocida, a un mundo extraño y diferente del entorno al que están acostumbrados.

Para hacer más fácil esta adaptación, podemos poner en práctica algunas medidas básicas que contribuirán al bienestar del niño en esos primeros momentos.

Pequeños retos del primer día de colegio

Visitar la escuela

Es bueno que conozca la escuela antes del primer día. Podríais llevarle con vosotros el día que visitéis el centro. De ese modo, podrá conocer las instalaciones y, si es posible, ver la que será su aula y conocer a su maestra.

Despedida sin angustia

Es muy importante que no os vea angustiados. Aunque no lo parezca, notará que algo ocurre y se pondrá nervioso. Al despediros, no alarguéis demasiado el momento. Si ve que con un llanto os puede retener, la conducta se repetirá a diario.

Tenéis que despediros con naturalidad, diciéndole que después le recogéis y simplemente demostrando que os marcháis tranquilos y confiados.

Comunicación con la profesora

Los días siguientes debéis mostrar la misma actitud tranquila del primer día. Es bueno que habléis con su profesora sobre cualquier tema que consideréis importante, especialmente al principio.

Explicadle a la seño todos aquellos cambios que observéis en vuestro hijo o hija, ya sean problemas de sueño, de alimentación o de conducta, así como vuestros miedos y dudas.

Rechazo inicial

Tenéis que contar con la posibilidad de que, al inicio, el pequeño muestre rechazo al cole, sobre todo, al salir de casa y llegar al centro. Estad tranquilos ya que, al entrar y dejar de veros, su actitud cambia radicalmente, participando y disfrutando de la compañía de su seño y de sus compañeros y compañeras.

Malestar simulado

En ocasiones, algunos niños se quejan de dolores de cabeza, de garganta o de estómago, justo antes de irse al colegio. La “enfermedad” mejora cuando se quedan en casa pero reaparece a la mañana siguiente, antes de volver a ir. No os agobiéis, son tácticas muy comunes y no tienen más importancia que la que vosotros queráis darle.

Hay que entender que adaptarse a otros lugares y a otras personas es algo que les enriquece y que todos tenemos que hacer, en repetidas ocasiones, durante nuestra vida. Siempre tiene que haber una primera vez.

La clave para una buena adaptación es ayudarle, entre todos, a acomodarse a la nueva situación.

El verano se acabó

El verano se acabó

El final del verano ha llegado y, con él, se han acabado nuestras vacaciones. De nuevo de vuelta a la rutina diaria, a los madrugones, a las compras estresantes, a la elección de horarios y a tantas otras obligaciones de la vida cotidiana.

La vuelta al cole, una puerta abierta a mil posibilidades

Aunque no podemos hacer nada para evitarlo, sí que está en nuestra mano interpretar el inicio del curso escolar como una puerta abierta que nos ofrece muchas posibilidades. Pensemos que es una oportunidad para el cambio, para aprender de los errores e intentar mejorar la experiencia del año anterior.

Y todo esto en familia, con una sonrisa en los labios y sin que falte jamás el cariño.

Juntos podemos hacer que la situación se normalice rápidamente, si aunamos esfuerzos y directrices. Comenzamos nuestra particular “operación retorno”.

Antes de que llegue el gran día

  • Ojead fotos que tengáis de fiestas, compañeros, profesoras y del entorno escolar unos días antes de que comience a asistir al centro. Esto le ayudará a familiarizarse con su próximo entorno y a no sentirse extraño el primer día.
  • Unos días antes, empezad a acostumbrarle a los nuevos horarios del centro: hora de levantarse, de comer, de dormir siesta y de merendar.

Destacar lo bueno que tiene la vuelta al cole

  • Leedle o inventaos cuentos sobre niños y niñas que van a la escuela, hacen amigos y se lo pasan fenomenal, hasta que sus papás o mamás salen del trabajo y les recogen.
  • Planteadle la suerte que tiene de ir al cole con expresiones del tipo ¡Qué suerte que vas a ver a tus amiguitos y vas a divertirte un montón!
  • El día anterior, preparad con vuestro pequeño la mochila y todo el material necesario para el gran día.

Aspectos que debemos cuidar del gran día

  • Haced todo lo posible para que sea un día especial y alegre: un buen desayuno en familia; jugar, cantar y reír mucho juntos de camino al cole.
  • Si es posible, acompañadle el primer día hasta el aula (papá, mamá o, mejor aún, los dos) y despedíos todos juntos.

Refuerzo positivo

  • Mostrad alegría. Si os ve llorar o nota tristeza o nerviosismo, volverá a desconfiar y a sentir que algo anda mal.
  • Ya sabéis que “lo bueno, si breve, dos veces bueno”, así que no alarguéis el momento de la separación. Hagamos que la despedida sea afectuosa, rápida y sin dramatismos.
  • Si sabéis, o intuís, que ha llorado, animadle y centraos en los aspectos positivos de la jornada: a qué ha jugado, cuántos amiguitos y amiguitas ha hecho, qué canción han cantado.

Qué hacer los días posteriores

  • Aprovechad los fines de semana para disfrutar haciendo cosas divertidas; organizad actividades de ocio especiales que faciliten que no se rompa la rutina veraniega de golpe.

El período de adaptación

  • Mantened, desde el principio, un contacto agradable y cercano con su profesora, para saber cómo va en el período de adaptación, si participa en las actividades, si se relaciona con sus compañeros y compañeras.
  • No debemos obsesionarnos con el tema, ya que es un proceso natural por el que pasamos todos. Debemos ser muy flexibles ya que cada niño tiene sus propios ritmos y tiempos.

Crear rutinas es bueno

  • Conviene que la asistencia, durante los primeros días, sea lo más rutinaria posible: mismos horarios, mismos preparativos. Se trata de transmitirle seguridad hasta superar de nuevo el tiempo de adaptación.
  • Aseguraos de que duerma bien: un niño con sueño tiene más problemas de comportamiento y mayores dificultades de adaptación.

El factor tiempo

  • Levantadle con tiempo suficiente. Ir con el tiempo justo por la mañana suele desembocar en no desayunar o hacerlo mal, en nervios, en llegar medio dormidos al cole.
  • Dedicadle todo el tiempo que podáis después del cole y preparad juntos cada tarde la vuelta al día siguiente: repasad lo que ha hecho con su seño durante el día, preparad la mochila.
  • Mostrad interés por sus avances. Podemos preguntarle, y ayudar a responder, cómo le fue el día. Lo ideal es hacerlo en momentos tranquilos -a la hora del baño, por ejemplo- y sin forzar la situación.

¿Preparados para empezar el cole con buen pie? ¡Pues allá vamos!
¡Mucho ánimo!

Entrada de nuestra escuela

Cómo elegir la escuela infantil para tus hijos

En esta época, muchos papás y mamás se enfrentan a una decisión muy importante a la vez que complicada: elegir la escuela infantil idónea para sus pequeños.

A continuación, os ofrecemos trece claves para seleccionar el centro ideal para toda la familia.

Requisitos que debe cumplir la escuela

  • Amor y respeto

Que sea un centro que priorice el amor y el respeto como base fundamental. Es esencial, en los primeros años de vida, que los niños y niñas se sientan seguros, queridos y comprendidos para formar una base emocional sana.

  • Ritmo de aprendizaje

Que respete el ritmo individual de cada niño y que sea flexible tanto con los peques como con los padres. Dar rienda suelta a la exploración, la curiosidad y la motivación son las mejores herramientas para descubrir el mundo que les rodea.

  • Proyecto particular

Que posea un proyecto educativo propio y bien estructurado. Aprender a través de talleres colaborativos a vivir, a relacionarse; en definitiva, a aprender a ser.

  • Inteligencia social

Que favorezca el desarrollo social como una inteligencia necesaria. Los procesos sociales básicos permitirán a los pequeños crear lazos de afectividad, independencia y comunicación con su entorno. Los niños que se sienten cómodos consigo mismos, y se llevan bien con los demás, tienen mayor probabilidad de tener éxito en sus relaciones.

  • Valores

Que a través de su metodología y relación diaria inculque al peque los valores necesarios para ayudarle en su tarea de convertirse en una persona íntegra: honesta, honrada, leal, veraz, con respeto por los demás y por sí mismo, con autocontrol emocional y, por supuesto, feliz.

  • Comunicación recíproca

Que propicie la comunicación entre la familia y la escuela de forma recíproca con un feedback diario, días de visita en el aula, tutorías periódicas, grupos de crianza, escuelas de padres y madres con peques, entre otras iniciativas.

Servicios que debe ofrecer la escuela infantil

  • Período de adaptación

Que nos permita llevar a cabo un período de adaptación acorde con las necesidades tanto de los niños y las niñas como de la familia.

  • Lactancia

Que favorezca la lactancia materna. Es más que conocido que la lactancia materna es la forma más adecuada y natural de proporcionar aporte nutricional, inmunológico y emocional al bebé. Aporta todos los nutrientes y anticuerpos que lo mantendrán sano, sin olvidar el fuerte lazo afectivo que se crea con la madre.

  • Buena alimentación

Que tenga una cocina bien equipada y, a ser posible, propia y ecológica. De este modo, nos aseguraremos de que la comida esté recién hecha, sea casera y que la calidad de los alimentos es la más conveniente para reforzar la salud de nuestros pequeños.

Además, tendremos la posibilidad de crear dietas especiales para niños o niñas con alergias o intolerancias y, también, aquellas que nos permitan respetar las diferentes culturas y costumbres de cada familia.

  • Normativa e instalaciones

Que cumpla con la normativa vigente. Todavía quedan “guarderías” ubicadas en espacios que no cuentan con accesos adaptados, salidas de emergencia, detectores de incendio o patio. También es imprescindible contar con instalaciones adecuadas, desde los suelos hasta el mobiliario o las puertas.

  • Patio

Que posea un buen espacio exterior (patio) al aire libre.

  • Pediatra

Que cuente con un servicio de pediatría para la detección precoz de cualquier patología y para, en caso de necesidad, contar con la atención primaria de un especialista.

  • Amplio horario

Que ofrezca un horario amplio para poder compatibilizar la vida familiar con la laboral.

Continuar la labor educativa de los padres

Como madres y padres, sabemos lo difícil que es confiar en un centro para dar continuidad a la gran tarea iniciada desde casa. Por eso, en nuestra escuela somos plenamente conscientes de la gran responsabilidad que tenemos al acompañar a los niños, las niñas y sus familias en este camino.

Creemos que, con nuestra ilusión, amor y profesionalidad estamos preparadas para asumir el compromiso.

Os dejamos nuestros datos por si os apetece poneros en contacto con nosotras y venir a visitarnos. Estaremos encantadas de recibiros:

Escuela Infantil Los Nidos
Avenida Manoteras 8,
28050 Madrid
Tel: 91 768 1773

evaluación en Los Nidos

Cómo evaluamos en Willka – Los Nidos

Dadas las fechas que se aproximan de exámenes, controles y presiones, os resumimos brevemente cómo evaluamos en nuestra escuela y cuál es nuestro proyecto educativo.

¿Inteligencia o inteligencias?

Lo primero, y más importante, queremos destacar que los niños y niñas poseen varios tipos de inteligencias o formas de aprender. Tener constancia de este hecho, permite, tanto a los padres como a los profesores, entender y aprovechar el estilo individual de cada niño, ya que no todos aprenden de la misma manera.

El aprendizaje será tanto más provechoso en la medida en que se les enseñe a los niños y a las niñas de la forma en la que, cada uno, aprende mejor, aprovechando, de esta manera, sus talentos naturales. Así, aprender será más relajado y divertido tanto para los niños como para los maestros.

A los pequeños les entusiasma aprender y lo hacen con gusto gracias a la utilización de las denominadas “inteligencias múltiples“. Por eso es primordial encontrar en cada niño y en cada niña ese área de aprendizaje donde la creatividad y el entendimiento se manifiestan naturalmente.

Tipos de inteligencia y capacidades de los más pequeños

En nuestro centro, apreciamos y tenemos en cuenta especialmente los siguientes tipos de inteligencia:

Inteligencia Emocional

Capacidad para reconocer nuestros propios sentimientos y los del otro; para motivarse; para expresar emociones, reconocerlas y saber manejarlas; el control del genio; la independencia; la capacidad de adaptación o la capacidad de resolver los problemas de forma interpersonal.

Inteligencia Corporal-kinestésica

Controla la psicomotricidad gruesa y fina; controla los movimientos del cuerpo; tiene habilidad para unir cuerpo y mente y para lograr un buen desempeño físico. Es un niño o una niña con un gran control muscular al que le gusta bailar, correr, saltar, construir, tocar o gesticular.

Inteligencia Creativa

Los pequeños son creativos por sí mismos y poseen la capacidad para adaptarse a las nuevas situaciones o sentirse atraídos por algún arte. Muestran mucha curiosidad por las cosas, son originales, sensibles, producen ideas y soluciones nuevas y disfrutan con la experimentación.

Inteligencia Cognitiva

El niño mantiene durante largo tiempo la atención, es capaz de procesar la información rápidamente, posee una gran memoria a corto y largo plazo, tiene capacidad de análisis, memoriza canciones y retahílas sencillas con facilidad, ha desarrollado rápidamente el uso del lenguaje y emplea la lógica.

Inteligencia Lógico-matemática

Facilidad para resolver problemas lógicos y puzzles; es una persona metódica que realiza tareas de forma secuencial, posee habilidad para los números, encuentra fácilmente patrones y semejanzas entre objetos o acciones, le gusta experimentar y preguntar.

Inteligencia Social

Capacidad de entender, tratar y llevarse bien con la gente que le rodea; es capaz de entender e intuir qué sienten los demás en cada momento, qué necesitan, cómo se comportan y qué esperan de nosotros; siente empatía, se posiciona como líder al mismo tiempo que es cordial, amable y respetuoso.

Inteligencia Ecológica

Reconoce plantas y animales, interactúa con ellos de modo natural, sin miedos; aprecia los cambios climáticos.

Inteligencia Multicultural

Tiene interés por las costumbres, formas e historias de la cultura propia y/o ajena. También muestra respeto por lo desconocido, tiende a la convivencia cariñosa y es solidario.

Inteligencia Espacial

Vemos que el pequeño tiene capacidad para organizar cajas, dibujos, fotografías y otros elementos de una forma práctica. Se orienta bien en los desplazamientos, tiene facilidad para el garabateo, reconoce formas en distintas posiciones y crea asociaciones entre las imágenes de los cuentos o de las películas.

Inteligencia Verbal o Lingüística

Es capaz de usar las palabras eficazmente; entiende lo que le decimos rápidamente; ordena las palabras y les da un sentido coherente; muestra interés por la lectura y la escritura, por contar historias y realizar juegos con palabras.

Inteligencia digital o tecnológica

El pequeño se adapta muy bien a los medios tecnológicos, interactúa fácilmente con el ordenador, tiene capacidad para adquirir conocimiento a través del ordenador, la tablet u otros dispositivos digitales. A menudo, los niños con este tipo de inteligencia son intuitivos.

Inteligencia Intuitiva

Entre otras cualidades, podemos ver que el niño o la niña toma decisiones en pocos segundos, posee un alto nivel de comunicación no verbal, escucha su cuerpo, se alimenta muy bien y rechaza de forma natural lo nocivo.

Inteligencia Espiritual

Tiene inquietudes y busca respuestas; relaciona los sentimientos con esa búsqueda; es una persona abierta y flexible ante cualquier opción o cambio; disfruta y vive con plenitud; se escucha a sí misma; tiene facilidad para meditar, estar en silencio o en actitud de recogimiento.

En Willka-Los Nidos, apostamos por un nuevo camino en la educación, brindando una enseñanza basada en el individuo como ser especial con su manera de aprender, conocer y comunicarse con el mundo. Si permitimos a los niños y niñas explorar sus habilidades, les daremos el regalo de reconocer sus talentos y de apreciar los de las otras personas.

Nosotras ya hemos iniciado el camino, apoyando la idea de que otra educación es posible y necesaria, formando al profesorado y al personal relacionado con el mundo educativo para iniciar el proceso cuanto antes. ¿Te apuntas?