niños jugando en la playa

Recomendaciones para el verano

Tras un año entero de madrugones, carreras, atascos, estrés, etc., tenemos más que merecidas, tanto papás como niños/as, unas tranquilas vacaciones.

Es por ello por lo que nos gustaría haceros llegar unas sencillas recomendaciones para que estos meses transcurran felizmente tanto para pequeños como para padres y madres:

  1. Mucho cuidado con el sol y el calor: podemos continuar haciendo nuestras actividades habituales pero evitando las horas centrales, cubriéndonos bien la cabeza y con una buena protección solar (en el caso de los niños/as mínimo de 50+). La aplicación se hará al menos 30 minutos antes de la exposición al sol, repitiendo cada dos horas, y después de cada baño.
  2. Mantenerse bien hidratado: Hemos de beber más líquido que habitualmente ya que nuestra piel se reseca, por lo que necesita hidratarse con un aporte extra de líquido. Además, tendemos a sudar más que de costumbre, por lo que igualmente perdemos líquidos. Tanto los peques como nosotros podemos tomar no sólo agua, sino zumos frescos naturales, infusiones refrescantes… Evitar las bebidas azucaradas ya que contienen  cantidades inmensas de azúcar en muy poco volumen y al ser líquidas no tienen repercusión en la saciedad.
  3. Cuidar la alimentación: las enfermedades infecciosas se transmiten a través, sobre todo, del agua. En esta época del año es necesario mantener los hábitos de higiene y extremar las precauciones: lavaros las manos tras ir a un baño, antes de manipular alimentos, desinfectar bien las frutas y verduras que vayáis a consumir, no comáis alimentos crudos fuera de casa, beber siempre agua potable o embotellada, etc.
  4. Guardar la digestión: aunque todavía no existe consenso parece que guardar la digestión sigue siendo una recomendación médica para evitar los sustos como los famosos cortes de digestión así que no olvidéis regresar al baño nada más terminar o esperar un mínimo de hora y media antes de comenzar a disfrutar de nuevo.
  5. Cuidado con las picaduras: desde la llegada de la primavera la población de insectos aumenta por lo que también la posibilidad de tener un desagradable encuentro.  Podemos tener en cuenta lo siguiente: evitar los olores fuertes y la ropa de llamativos colores, poner mosquiteras en las ventanas y usar crema o sprays para peques una vez ya hayan dejado parte de su constancia en su piel.
  6. Extremar la vigilancia de los niños en playas y piscinas: recordad que el ahogamiento es la segunda causa de muerte accidental en nuestro país por lo que los niños/as siempre tienen que estar bajo la supervisión de un adulto. De ahí que os recomendemos apuntarles a clases de natación para, al menos, que aprendan a flotar.

Pero, ante todo, no olvidéis que es tiempo de vacaciones, de descanso, de diversión, de jugar, de ir a la piscina,… y de pasar mucho tiempo juntos en familia. Feliz Verano para todos/as!!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada Los campos requeridos están marcados por *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>